Fibrosis Quística: ¿cómo afectan los gérmenes a la salud del paciente?

Fibrosis Quística: ¿cómo afectan los gérmenes a la salud del paciente?

Celnova - Cómo afectan los germenes a la fibrosis quística

La Fibrosis Quística (FQ) es una enfermedad hereditaria causada por una mutación del gen que codifica la proteína CFTR (regulador de conductancia transmembrana).

El defecto de la proteína CFTR provoca un trastorno en el transporte de cloro y sodio en las células de los epitelios. La alteración de la función del canal de cloro provoca la deshidratación de las secreciones  de  las  glándulas  exocrinas  de  las  vías  respiratorias,  páncreas,  intestino, sistema reproductor masculino y la eliminación de sudor con altas concentraciones de cloro y sodio.

Esta alteración determina que las secreciones bronquiales sean más viscosas, lo que predispone a la colonización y multiplicación de gérmenes, que ocasiona infecciones pulmonares que pueden complicarse.  

Ahora bien, ¿cómo afecta esto a quienes padecen Fibrosis Quística y cuáles son los cuidados para prevenir el contacto con estos microorganismos? 

El tratamiento de la Fibrosis Quística va dirigido a luchar contra las complicaciones de la enfermedad y a mejorar la calidad de vida del paciente. Se asienta sobre tres pilares básicos: antibioterapia, fisioterapia y nutrición, a los que se deben sumar, según los casos, una adecuada asistencia respiratoria con oxigenoterapia y eventualmente ventilación asistida.

Según los expertos, la principal causa de muerte en pacientes con esta enfermedad es la insuficiencia respiratoria tras el deterioro de la función pulmonar provocado por infecciones. Siguiendo esta línea, las medidas para evitar el contacto con gérmenes cobran una gran importancia.



Celnova - la consecuencia de los gérmenes en la Fibrosis quística
Ante la proliferación de microbioslos glóbulos blancos reaccionan y producen inflamación pulmonar y un incremento de la mucosidad, lo que favorece el aumento de gérmenes. Por esta razón, con los cuidados necesarios es posible aminorar este ciclo, que perjudica la calidad de vida del paciente. 

 

 

Se estima que entre 70.000 y 100.000 personas padecen de Fibrosis Quística en todo el planeta.

Fuente: Cystic Fibrosis Worldwide (CFW)

 

 

¿Qué gérmenes representan un mayor riesgo?

 

Las personas con Fibrosis Quística tienen entonces, un riesgo relevante ante los gérmenes. Además, de acuerdo al artículo del Journal of Cystic Fibrosis: "The changing prevalence of pulmonary infection in adults with cystic fibrosis: A longitudinal analysis" (Ramsay et al,2017), los que producen mayores complicaciones son:  

  • Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA). Esta cepa es el patógeno más común en pacientes con FQ y tiene una prevalencia mayor en niños. Es resistente a los antibióticos comunes, como la penicilina y meticilina, y su diseminación ocurre a través del contacto directo de una persona con otra, o al tocar objetos que presentan bacterias en su superficie. Se le considera un agente co-infeccioso con Pseudomona aeruginosa, ya que ambos patógenos suelen estar asociados y en conjunto generan procesos inflamatorios agudos. A su vez, las pequeñas variantes colonizadoras de MRSA constituyen una población bacteriana con caracteres fenotípicos distintivos en las personas con Fibrosis Quística.
     
  • Pseudomonas aeruginosa (Pa).  Es el patógeno más común en la población adulta con FQ, se estima que coloniza las vías respiratorias en el 50% de los pacientes que padecen esta enfermedad. Es una bacteria gram (-) con forma de bastoncillo que se encuentra ampliamente en el medio ambiente. Es un patógeno reconocido por sus mecanismos intrínsecamente avanzados de resistencia a los antibióticos y su asociación con enfermedades graves, incluidas las infecciones adquiridas en el hospital, como la neumonía asociada al ventilador y varios síndromes de sepsis.

    Es el principal microorganismo en el cual están enfocados todos los esfuerzos terapéuticos. Una vez que se establece la infección crónica, el deterioro de la función pulmonar es progresivo y la sobrevida disminuye.

    La infección crónica de Pa en los pulmones puede causar:

    - Tos crónica
    - Inflamación
    - Sibilancias
    - Fibrosis y quistes en los pulmones
    - Aumento de mucosidad
    - Opresión en el tórax
    - Dificultad para recuperar el aliento
  • Burkholderia cepacia. Es una bacteria gram-negativo. Está constituida por 5 especies genotípicas distintas. Cada especie requiere de un tratamiento particular debido a que tienen índices de transmisión, pronóstico y mortalidad diferentes. En general, todas suelen ser resistentes a los antibióticos porque sus genomas sufren diversas mutaciones al adaptarse.
  • Nontuberculous mycobacteria (NTM). Este microorganismo causa patología pulmonar semejante a la tuberculosis: se encuentra en la tierra y lugares húmedos y suele ser resistente a los desinfectantes. En general, el contagio se origina mediante una exposición al medio ambiente donde se encuentra y en menor medida, la infección se transmite entre personas. Cada especie de NTM requiere de técnicas genéticas para ser identificada y de un tratamiento particular. 

 

 

 

 

Pacientes con Fibrosis Quística: cuidados diarios  

 

Existen una serie de medidas que conviene tomar con el objetivo de reducir el riesgo de contacto con gérmenes. Entre las principales y más efectivas, se encuentran: 

 

  • Mantener una distancia de 2 metros. Respetar este espacio con otras personas que presenten síntomas de resfrío, gripe o una infección es fundamental, ya que ante un estornudo o tos, se expulsan gotas de saliva o aerosoles que contienen gérmenes.

    Celnova - cuidados diarios para pacientes con Fibrosis

  • Tener una adecuada higiene de manos. Ante la posibilidad de entrar en contacto directo con gérmenes de una persona a otra, es importante mantener un  lavado de manos prolijo y frecuente.
     
  • Limpiar correctamente el nebulizador. La infección pulmonar determina que el paciente con Fibrosis Quística deba utilizar un nebulizador, que transforma la medicación de solución a nebulización para que pueda inhalarse. Al utilizar este dispositivo médico, es esencial mantener su limpieza luego de cada uso, para evitar el crecimiento de bacterias que puedan causar una infección.
     
  • Desinfectar y no compartir objetos. Los gérmenes pueden entrar en contacto con una persona de manera indirecta, es decir, por medio de un objeto que haya sido manipulado por otra. 
     
  • Tener las vacunas al día. Resulta clave que tanto los pacientes con esta patología como sus allegados, se mantengan informados sobre su calendario de vacunación: conviene consultar con sus médicos o centros de salud por la lista de las vacunas que deben aplicarse.  
     

En Estados Unidos son diagnosticados, aproximadamente, 1.000 casos nuevos de Fibrosis Quística cada año.

Fuente: Cystic Fibrosis Foundation

 

 

¿Cuáles son los cuidados al momento de acudir al médico?

 

Así como resulta vital seguir un control de la enfermedad bajo la supervisión de un equipo médico, también es esencial que el establecimiento de salud cumpla una serie de medidas indispensables para reducir la diseminación de gérmenes. 

 

 

Le puede interesar:

Diagnóstico de Fibrosis Quística: claves para su detección

 

 

En este sentido, además de adoptar acciones de prevención similares a las del paciente y su entorno familiar, el médico debe implementar y desarrollar las directrices, protocolos, listas de verificación y auditorías que estandaricen prácticas para proteger a las personas con FQ. Entre ellas, se pueden mencionar: 

  • Celnova - cuidados al momento de acudir al médicoDisponer de una habilitación en un consultorio privado
  • Desinfectar las superficies y los artículos de uso médico
  • Coordinar los horarios de atención para evitar la aglomeración
  • Utilización de guantes, bata, mascarilla y protección ocular

A pesar de las dificultades que puede presentar una enfermedad poco frecuente como la Fibrosis Quística, las personas que la padecen pueden llevar adelante su vida, si poseen información precisa y rigurosa que las ayude a evitar posibles complicaciones.

 

CelnovaPharma Fibrosis quística

 

La información brindada se proporciona solamente para fines educativos, No pretende sustituir el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional. Siempre consulta a su médico u otro profesional sanitario calificado antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o suspender un tratamiento existente. Habla con tu profesional médico sobre cualquier consulta que puedas tener respecto a una condición médica.

Volver al Blog